Cámara analógica, compacta y réflex

Cámara réflex, compacta y analógica: ¿cuál es mejor para mí?

Si te gusta la fotografía, sabrás que se trata de un mundo más complejo de lo que parece a primera vista. Si, por el contrario, estás empezando, probablemente no sepas muy bien con qué cámara hacerlo. En este post, te explicamos las diferencias entre una cámara réflex, compacta y analógica.

Antes de empezar, debes saber que lo importante a la hora de elegir una cámara es el uso que le vayas a dar. Te explicamos en qué casos es una más apropiada que la otra.

Analógica

Las cámaras analógicas son las que permiten capturar la luz en una película fotográfica. Si piensas en una cámara antigua, seguro que se te viene a la cabeza la imagen del carrete que se guarda dentro de la cámara y se revela posteriormente para obtener las imágenes. Hoy en día, utilizamos cámaras digitales, que utilizan sensores y tarjetas de memoria en lugar de carretes y películas fotográficas. Dentro de las cámaras digitales, encontramos las compactas y las réflex, que describiremos más adelante.

Para utilizar bien una cámara analógica, debemos tener un conocimiento básico previo sobre fotografía. Conceptos como la apertura, el ISO o la velocidad de obturación son claves en el proceso de fotografiado con estas cámaras.

Por ello, una cámara analógica será más apropiada para los verdaderos amantes de la fotografía, que disfrutan de la técnica y les gusta hacerlo de manera manual. Si te interesa conocer el mecanismo de estas cámaras en profundidad, este artículo lo explica en detalle.

Cámara analógica

Compacta

Las cámaras compactas son las más sencillas de usar y las más fáciles de transportar. Son dispositivos pequeños, ligeros y poco aparatosos, lo que las hace ideales para viajar con ellas.

La característica principal de una cámara compacta es que la lente va fija a la cámara, por lo que no se puede cambiar el objetivo, a diferencia de las réflex. Su mayor ventaja es la facilidad de uso: el dispositivo automatiza todo el proceso de captura de imágenes, por lo que no tendrás que preocuparte por ningún ajuste. Eso significa que cualquier usuario no experimentado puede hacer fotos perfectamente con una cámara compacta, ¡hasta los niños!

Estas cámaras son especialmente adecuadas para quienes solamente quieren capturar momentos para luego imprimirlos y poder tenerlos en papel con una buena calidad de imagen.

Cámara compacta

Réflex

Las réflex son algo más complejas. Para empezar, su objetivo sí es intercambiable, a diferencia de las compactas. Aquí, la técnica y conocimientos de fotografía sí son importantes. Si no controlas conceptos como el ISO, la velocidad de obturación o la profundidad de campo, no podrás sacarle el máximo partido a una réflex.


El usuario ideal de una cámara de este tipo es un verdadero aficionado de la fotografía, que no solo quiera el resultado final (la foto), sino que disfrute del proceso y la técnica de capturar imágenes.

Cámara réflex

Después de esto, esperamos que tengas una idea más clara de qué es una cámara réflex, compacta y analógica y de cuál se adapta mejor a tus necesidades. En general, una cámara es un objeto que se presta especialmente al alquiler, sobre todo en sus usos más simples y cotidianos. Un viaje, un cumpleaños o un evento son buenas ocasiones para alquilar una cámara y beneficiarse de su uso, sin necesidad de adquirir una nueva.

Si te interesa descubrir otros tipos de cámaras que puedes encontrar en Shering, entra en este post. También puedes visitarnos en nuestra página web o en nuestras redes sociales para más ideas de alquiler de productos.

Pero, antes, cuéntanos: ¿conocías ya las diferencias entre estos tipos de cámaras? ¿Tienes preferencia por alguna de ellas?

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio utiliza cookies propias de terceros para ofrecerte una mejor experiencia de usuario. Para obtener más información sobre estas cookies y el procesamiento de datos personales consulta nuestra Política de Privacidad y Cookies en el footer de la página. Puedes aceptar todas las cookies pulsando ACEPTAR.